Reciclaje de residuos voluminosos

Los residuos voluminosos son de dos tipos: RAEE y no RAEE.

La abreviatura RAEE (siempre presente como marca) se refiere a los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos. A está categoría pertenecen los frigoríficos viejos, televisores, secadores de pelo, tostadoras, ordenadores y muchos otros. Los residuos voluminosos que no son RAEE son todos los otros residuos grandes, pero no electrónicos ni eléctricos, como por ejemplo, puertas, muebles, colchones, sofás, camas, somieres, mobiliario en general.

¿Cómo se realiza el tratamiento para el reciclaje? Cuando los residuos voluminosos llegan a los vertederos, es necesario reducir el volumen. De hecho, si el residuo es pequeño el reciclaje es más eficaz. Luego se realiza la selección de los residuos: la parte de mayor valor añadido, es decir, con la mayor posibilidad de ser reutilizada, se separa del resto. El resto en cambio es enviado a los lugares donde se realiza la eliminación de los residuos para la valoración energética.

Contattaci per ottenere un preventivo su misura

Cuéntanos tus necesidades para obtener una evaluación personalizada